• ¿Es bueno cambiar una sola cuerda de mi instrumento?

por Santiago Serrano marzo 12, 2019

Es una pregunta muy frecuente entre los clientes que llegan a nuestro punto de venta a comprar cuerdas sueltas, ya que se revientan o el entorchado se quiebra. Esto muchas veces se debe al desgaste o a la calidad de las mismas, y dependiendo del instrumento o la situación, a continuación, podríamos decir si es bueno o malo cambiar una o dos cuerdas solamente del juego completo.

 

Como primera medida, debemos tener en cuenta que las cuerdas de cualquier instrumento tienen una vida útil, un desgaste natural, y que si bien no estén quebradas o rotas, por el tiempo pueden presentar óxido y desgaste, generando afectación en su tono y brillo. Partiendo de ahí, podemos afirmar que el tiempo promedio para cambio de unas cuerdas en un instrumento que se use continuamente, es de aproximadamente 6 meses. Decimos aproximadamente porque no todos los casos son iguales, hay personas que les sudan mucho las manos, o estudian todo el día y esto desgasta las cuerdas más rápido, pueden estar cambiando cuerdas cada mes o cada dos meses. Hay otros casos de músicos que usan determinados limpiadores de cuerdas y les funcionan muy bien para mantenerlas vivas e hidratadas. Todo depende del caso.

Lo que NO es recomendable en estos casos de desgaste, es cambiar solo una o dos cuerdas. Con esta posibilidad de ahorro, podemos desemparejar el sonido de nuestro instrumento, dejándolo con unas cuerdas desgastadas opacas, y con una cuerda nueva brillante que se desafine constantemente. Es diferente si nuestro encordado es nuevo y de pronto por una mala postura o afinación indebida una de las cuerdas se rompió, es aceptable y normal reponerla por una nueva.

Consultando un foro acerca de este tema, nos encontramos con el aporte de un músico, que resume muy bien lo que acabamos de afirmar… "El cambio de las cuerdas en su totalidad se debe a razones no sólo de homogeneidad, sino que también al hecho de que las cuerdas deben presentar un deterioro parecido para no destacar una en percance de otras más deterioradas". Borja Gonzalez.

Como excepción, podemos destacar el caso de los violinistas, o intérpretes de instrumentos de cuerda frotada. Estos instrumentos, son tal vez de los que más importa la calidad de las cuerdas, y en algunos casos, los precios de un encordado pueden superar al de un violín nuevo de línea económica. Esto debido a que estas cuerdas las fabrican de unos materiales especiales, como por ejemplo las que utilizan el acero compuesto, solido, espiral, entre otros para las almas; y cubiertas en aluminio, cromo, estaño, plata, o como en el modelo Infeld Rojas IR100 de Thomastik, que su primera cuerda tiene recubrimiento en Oro. Entre las mejores marcas de cuerdas para violín, destacamos D’addario, de origen Americano, con sus modelos Prelude y Helicore que con un precio razonable, son de muy buena duración y sonoridad muy aceptable. Thomastik, de origen Austriaco, presente en el mercado con su cuerda más vendida, Dominant, muy apreciada por violinistas profesionales. Y la marca Alemana Pirastro, encordados tonalmente muy estables, también preferidos por violinistas de todos los niveles.

En el caso de los violinistas, volviendo a nuestra pregunta que titula este artículo, muchos por su experiencia, gusto y desarrollo auditivo, tienden a usar diferentes combinaciones dentro de su set de cuerdas, en estos casos resulta normal cambiar de a una o dos cuerdas del set a la medida de sus necesidades.

Esperamos que este artículo haya respondido tus preguntas, no olvides compartirlo con músicos que tengan dudas con respecto a este tema!

Por: Santiago Serrano



Santiago Serrano
Santiago Serrano

Autor